Lost your password?
Are you a new user?

Existen células capaces de diferenciarse hacia neuronas en sangre de cordón umbilical

There are cells capable to differentiate into neurons in blood of unbilical cord

El doctor Héctor Mayani, pionero en 1993 en demostrar in vitro que el potencial de proliferación y expansión de una célula troncal de sangre de cordón umbilical (CTSCU) era muy superior al de una célula troncal de médula ósea o de sangre periférica de un sujeto adulto, ha señalado también que en la sangre de cordón umbilical existen células troncales mesenquimales, capaces de diferenciarse hacia distintos tipos celulares, incluyendo a las neuronas.

Héctor Mayani

Mayani, quien es jefe de la Unidad de Investigación Oncológica del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social(IMSS), durante su participación en el XIII Congreso de Carteles “Lino Díaz de León” del Instituto de Investigaciones Biomédicas, explicó que en la sangre de cordón umbilical, además de células troncales hematopoyéticas (CTH) hay células troncales mesenquimales, aunque su frecuencia es extremadamente baja (una entre cien millones de células mononucleares). Estas células mesenquimales pueden derivarse hacia el linaje osteogénico, adiposo y condrogénico, lo que no es raro, porque estos tejidos son mesenquimales, lo sorprendente, dijo, es que entre cinco y diez por ciento de estas células, expresan moléculas que hasta ahora se consideran exclusivas de linaje neuronal, como la nestina y los neurofilamentos, sin ningún tipo de inducción, lo que sugiere que hay una fracción de células neurales mesenquimales que ya están “predestinadas” o sensibilizadas hacia linaje neural y sólo necesitan un siguiente estímulo para desarrollar neuronas. Estos son hallazgos del doctor Juan José Montesinos, investigador asociado en el grupo de investigación dirigido por el doctor Mayani.

El ponente aseguró que en cultivo han obtenido células que se ven como neuronas y expresan marcadores neuronales, sólo les resta hacerles algunos estudios fisiológicos para saber si pueden conducir señales eléctricas y probar, en colaboración con el doctor Gabriel Guizar, también del IMSS, en un sistema in vivo de ratas con lesión en la médula espinal, si estas células les permiten recobrar el movimiento.

La finalidad de la investigación que encabeza el doctor Mayani es poder manipular genéticamente a las células troncales hematopoyéticas, expandirlas y diferenciarlas en linajes específicos, para contribuir al desarrollo de tratamientos para enfermedades del sistema hematopoyético (leucemias, mielodisplasia y anemia aplásica, entre otras) y con las células troncales mesenquimales espera obtener células de diferentes tejidos que puedan ser utilizadas en la clínica para el tratamiento de diferentes tipos de enfermedades de tejidos mesenquimales (hueso, músculo y otros).

Bajo la iniciativa y liderazgo del doctor Mayani, se puso en funcionamiento el primer banco de sangre de cordón umbilical público del IMSS en el año 2005, dado que el trasplante de células troncales de sangre cordón umbilical (CTSCU) ha representado una buena alternativa para reemplazar células hematopoyéticas anormales o que han sido dañadas, por radiación o quimioterapias, por padecimientos como las leucemias y la anemia aplásica, entre otras, evitando con ello los problemas severos que se presentaban con los trasplantes de células hematopoyéticas de médula ósea, tanto alogénicos (en los que participa un donador compatible) como los autólogos (en los que el paciente es su propio donador).

Debido a que el número absoluto de células que se obtiene de la sangre del cordón umbilical es entre una décima y una vigésima parte de lo que se obtiene de médula ósea, a principios de los noventa existía la duda de si eran suficientes para trasplantarlas a adultos de más de 50 kilos de peso, pero el doctor Mayani demostró en 1993, que la proliferación de CTSCU es superior a las de médula ósea o sangre periférica movilizada en adultos a los que se les ha inyectado factores recombinantes hematopoyéticos que hacen que la interacción entre moléculas de adhesión celular se pierda y las células troncales queden libres para salir a la circulación después de cinco o seis días.

Durante su ponencia titulada “Células troncales de la sangre de cordón umbilical: biología y potencial aplicación en la clínica”, el doctor Mayani comentó que una posible explicación sobre la superioridad de las CTSCU fue la dada por Peter Lansdorp, de Vancouver, quién descubrió que las CTSCU tienen telómeros mucho más largos que las células troncales de adulto (CTA), por lo que se propuso a los telómeros como una especie de reloj mitótico, pues conforme la célula se va dividiendo, el largo del telómero se va reduciendo, 200 o 250 pares de bases por cada división celular y cuando se llega a un largo determinado, la célula entra en senescencia para posteriormente morir. Otros investigadores sugirieron que las CTSCU producen sus propias citocinas; es decir, no las necesitan del exterior, y por eso es que tienen una capacidad más elevada de proliferación.z Sonia Olguin

Artículo publicado en Gaceta Biomédicas, enero de 2007.

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share