Lost your password?
Are you a new user?

Cambio Climático: retos, perspectivas y soluciones

Climate Change: challenges, perspectives and solutions


Del 21 al 30 de Septiembre de 2006, el adelgazamiento de la capa de ozono, uno de los efectos de la actividad humana sobre el planeta, alcanzó 10.6 millones de millas cuadradas, el área más grande observada hasta entonces. La imagen del 24 de septiembre, muestra que el adelgazamiento en el antártico fue igual al área récord de un sólo día de 11.4 millones de millas cuadradas, detectada el 9 de septiembre de 2000. Las zonas violáceas y azules son las que muestran menor cantidad de ozono. Foto: NASA, tomada de http://ozonewatch.gsfc.nasa.gov

El 5 de junio se celebra el Día mundial del medio ambiente, proclamado por las Naciones Unidas desde 1972, para sensibilizar al mundo sobre la protección del medio ambiente y promover acciones políticas encaminadas a protegerlo. Este año, Noruega fue la sede para la celebración y el tema la situación medioambiental de las regiones polares. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), señala que en este siglo el calentamiento del planeta podría ser de entre 1.4 y 5.8° C. Los efectos del cambio climático ya son perceptibles: la pérdida de la cubierta de nieve en el casquete polar ártico, la crecida de los mares y lagos, el deshielo de los glaciares en ríos y mares y de la capa subterránea de hielo, la mayor intensidad y duración de las tormentas tropicales y la prolongación de las estaciones en latitudes medias y altas.

Estos cambios afectarán a millones de personas, mediante cambios significativos en la accesibilidad a las fuentes de agua potable y dificultades para la agricultura. El aumento de los niveles del agua de los mares afectará la vida en las costas y las islas, y aumentará los riesgos por el hundimiento de las tierras ahora congeladas. Cerca del 40 por ciento de la población mundial podría verse afectada por el deshielo de los glaciares y de la nieve en las montañas en Asia. Los glaciares de las tierras altas de China pierden un volumen anual equivalente a la masa de agua que conforma el Río Amarillo. La Academia China de las Ciencias afirma que 7% de los glaciares del país se desvanece cada año. Hasta 64% de los glaciares chinos habrá desaparecido hacia el 2050. Se calcula que la población del árido oeste de China es de 300 millones de personas; su supervivencia depende del agua de los glaciares. La modificación en los patrones de lluvia, como la estación de los monzones, afectarían la seguridad alimentaria de miles de millones de personas.

Los científicos se muestran cada vez más preocupados por la posibilidad de un cambio climático abrupto que incluiría la reducción de las corrientes oceánicas, como la del Golfo, que calienta a Europa, y en el Ártico, el derretimiento de los tremedales (zonas de suelos ácidos), liberan metano, un gas de efecto invernadero aún más potente que el CO2.

Pérdida de especies

Cada día más osos polares se mueren ahogados debido al deshielo del Ártico, que ha perdido entre 20 y 30 por ciento del hielo marino desde 1980. La ONU alerta sobre la extinción de 150 especies animales al día; es decir, cada año, desaparecen entre 18 mil y 55 mil especies, lo que se considera la mayor pérdida biológica desde la desaparición de los dinosaurios. Al menos 400 especies de aves sufrirán un decremento de 50 por ciento para el 2050 y unas 900 especies lo sufrirán para el 2100. Las especies en mayor riesgo son las habitantes del trópico, según un estudio de la Universidad de San Diego, California, recientemente publicado en la revista Plos Biology.

Con respecto a la pérdida de diversidad Biológica, José Sarukhán, reconocido ecólogo y ex rector de la UNAM, manifestó durante una conferencia sobre la diversidad biológica y el cambio climático, en El Colegio Nacional, que el capital natural del mundo y de los países está siendo reducido por prácticas humanas como la agricultura, el crecimiento poblacional, la ganadería, la deforestación, entre otros, pues tan sólo en México, “se están perdiendo arriba de 600 mil hectáreas de bosques cada año por la tala de árboles, e igualmente la selva de Veracruz es ahora el 10 por ciento de lo que tenía”.

Las propuestas del doctor Sarukhán para evitar la pérdida de diversidad biológica, un problema que va más allá de la desaparición de especies vegetales y animales, son poner atención a las especies en peligro de extinción, conservar una visión de cambio climático, más coordinación institucional, establecimiento de corredores, investigación en cambio climático, más estaciones meteorológicas, mecanismos de dispersión y reducir los factores climáticos que afectan al globo, como las emisiones de gases contaminantes.

En este siglo el calentamiento del planeta podría ser de entre 1.4 y 5.8° C. Los efectos del cambio climático ya son perceptibles: la pérdida de la cubierta de nieve en el casquete polar ártico, la crecida de los mares y lagos, el deshielo de los glaciares en ríos y mares y de la capa subterránea de hielo, la mayor intensidad y duración de las tormentas tropicales y la prolongación de las estaciones en latitudes medias y altas.

La concentración de bióxido de carbono en la atmósfera del planeta se encuentra en un nivel nunca visto desde hace 650 mil años y los efectos del cambio climático serán mayores en los países subdesarrollados, pese a que son los que menos contribuyen al calentamiento de la tierra. A este respecto, Irma Rosas, coordinadora del Programa Universitario del Medio Ambiente (PUMA) de la UNAM señaló durante el foro “Interdisciplina en Acción: cambio climático”, organizado por el Colegio de Biólogos de México A.C y el PUMA, que la modificación atmosférica que se ha registrado en los últimos 20 o 30 años, aumenta entre el 10 y el 20 por ciento la presencia de fenómenos naturales intensos como lluvias, sequías o huracanes, lo que repercute a niveles social, económico, ambiental y tecnológico, entre otros. El reto, señaló la especialista, es poner en práctica tres factores esenciales: nuevas tecnologías, buenas prácticas y modificación de los usos y costumbres.

Por su parte, Margarita Caballero, del Laboratorio de Paleolimnología del Instituto de Geofísica de la UNAM, señaló al participar en la conferencia “Efecto Invernadero: Héroe o villano”, organizada por la ENEP-Iztacala, el pasado 5 de junio, que las consecuencias negativas del efecto invernadero son el aumento del nivel del mar, la modificación y redistribución de ecosistemas, incluiyendo los vectores de enfermedades. La investigadora, precisó que la atmósfera es la mezcla de varios gases, siendo el dominante el nitrógeno (79 por ciento), seguido por el oxígeno (20 por ciento), y otros, como el argón (0.9 por ciento) y el bióxido de carbono (0.03 por ciento).

Los gases de efecto invernadero, indicó la especialista, son bióxido de carbono, metano, óxidos de nitrógeno, ozono y vapor de agua. Con excepción del último, la principal fuente de éstos en la atmósfera es consecuencia de la actividad humana. A este respecto, el PNUMA señala que los océanos han absorbido aproximadamente la mitad del CO2 producido en los últimos 200 años, causando la formación de ácido carbónico y reduciendo el pH de las aguas marinas superficiales, lo que podría afectar el proceso de calcificación gracias al que animales como los corales y moluscos forman sus conchas a base de carbonato de calcio.

Durante las conferencias sobre el cambio climático organizadas por la Facultad de Ciencias de la UNAM, Julia Martínez Fernández, Coordinadora del Programa de Cambio Climático, del Instituto Nacional de Ecología y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, precisó que México está entre los 15 países que más gases de efecto invernadero emiten por quema de combustibles fósiles y contribuye con el 1.5 por ciento del total mundial, y por persona, ocupa el lugar 70.

A su vez, Claudio Estrada Gasca, del Centro de Investigación en Energía, habló sobre la problemática energética del país, señalando que en México el 80 por ciento de la energía, proviene de los hidrocarburos, y se estima que, de no encontrar nuevos yacimientos petroleros, en 40 años la industria del petróleo en México llegará a su cenit.

El cambio climático

Mario Molina, Premio Nobel de Química y también participante en las conferencias de El Colegio Nacional, señaló que “Hemos salido del pleistoceno para adentrarnos en el antropoceno”. Las cartas del destino del planeta están en manos de los hombres, de sus organizaciones, de sus tecnologías y de sus ánimos por cambiar y dar marcha atrás, para heredar a otras generaciones un mundo más digno, del que hemos recibido.

Molina, comentó que existe un 90 por ciento de probabilidad de que el cambio climático se deba a la actividad humana, especialmente por el cambio en la composición química de la atmósfera del planeta, provocada por la emisión de gases contaminantes que se expresan en el aumento de la temperatura promedio, a consecuencia de la intensidad de luz solar que se refleja en la atmósfera, y la luz que deja pasar, con la cual se calienta la superficie de la tierra.

Los cambios climáticos suelen producirse en nuestro planeta con periodicidad, “suceden alrededor de 10 mil, 40 mil y 100 mil años y corresponden a variaciones en la orbita terrestre” precisó y explicó que no todos los cambios de clima serán dañinos, “en los países nórdicos la agricultura puede mejorar, pero hacerlo requiere de más terreno”.

El aumento de bióxido de carbono en la atmósfera, afecta directamente al cambio de temperatura global, en el último medio millón de años, se ha superado el nivel de este gas, lo que muestra que de mantener esa velocidad, que ha tomado fuerza desde la revolución industrial, en este siglo la temperatura podría subir hasta en 4°C.

Las consecuencias del cambio climático van desde el derretimiento de los glaciares del mundo, hasta fuertes ondas de calor, como lo sucedido en 2003 en Europa, que cobró la vida de entre 20 y 30 mil personas, pasando por inundaciones, incendios, sequías “y a pesar de que no se tiene certeza sobre el incremento de los huracanes debido al calentamiento global, estadísticamente, la intensidad de los huracanes es muy sensible a los cambio de temperatura”, afirmó Molina.

El tratado Post-Kyoto

La propuesta del premio Nobel y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) para frenar el calentamiento global, incluye estrategias orientadas a disminuir la emisión de gases contaminantes sin limitar el desarrollo económico de países en desarrollo, así como tomar acciones y coordinarse entre naciones, como lo están haciendo la Unión Europea y el protocolo de Kyoto, a pesar de que en la cumbre de Heiligendamm, en Alemania, los únicos que se negaron a establecer un acuerdo de reducción de gases contaminantes fueron Estados Unidos y Rusia. George W. Bush ha propuesto que bajo el manto de las Naciones Unidas, propondrá un tratado post-kyoto, que reducirá su nivel de emisiones en un 50 por ciento hasta el 2050.

“No hay soluciones sencillas, no se pueden cambiar los combustibles fósiles por energía nuclear, se requiere mejorar la eficiencia, con energía renovable, energía de viento, biocombustibles, etcétera, pues las posibilidades de que la temperatura aumente 3 ó 4 grados es alarmante”, declaró Molina. Aseguró que existe la tecnología para evitar que la temperatura suba de 2 a 3 °C en los próximos 30 años y una vez alcanzado este punto habrá que desarrollar otras nuevas que permitan el retroceso de este cambio inminente.

México ante los retos del mañana.

El Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales Juan Elvira Quesada, se refirió al plan Pro Árbol, estrategia con la que el Gobierno Federal se sumará a las acciones internacionales para controlar el calentamiento global y la conservación de la biodiversidad, como parte de la Campaña de los Mil Millones de Árboles del PNUMA ‘‘Plantar para el Planeta’’. De acuerdo con esta campaña, los árboles pueden desacelerar el cambio climático gracias a su capacidad de absorción de bióxido de carbono al crecer, además de ayudar a disminuir la contaminación, mantener el frescor en las ciudades, proteger las cuencas y aminorar la erosión de los suelos.

Otro de los objetivos del Gobierno Federal es conseguir el ordenamiento del suelo mediante acciones de transversalidad entre los diferentes niveles de gobierno: federal, estatal y municipal, de tal manera que estén bien definidas las áreas agrícola, ganadera, urbana, y los santuarios.

Por otro lado, “para el gobierno es importante que México se integre a las políticas del grupo G8+5’’, comentó Elvira Quesada, ante las dificultades de llevar acabo una acción coordinada a nivel internacional.

Propuesta de las Academias de Ciencias de 13 países al G8

En este sentido, las Academias Nacionales de Ciencias de 13 países, incluido México, elaboraron un documento para ser discutido en la Reunión del Grupo de los ocho países más industrializados (G8) en la cumbre de Heiligendamm, Alemania: Canadá, Francia, Japón, Rusia, Italia, Reino Unido, Alemania y Estados Unidos, a los que este año se sumaron cinco países emergentes: China Brasil, India, Sudáfrica y México (G8+5).

En dicho documento, se señala que nuestro desarrollo energético actual no es sustentable. Se estima que la población del mundo alcanzará los 9 mil millones para el año 2050, siendo los países más pobres los que tienen el mayor crecimiento poblacional, lo cual acelerará la deforestación de la Tierra.

Las Academias buscan que las discusiones del G8+5, impidan que el calentamiento global rebase un promedio de 2°C arriba de los niveles preindustriales, pero consideran que aún este nivel de calentamiento, muy probablemente tendrá impactos severos.

“Es una oportunidad única para México para impulsar la búsqueda de soluciones a asuntos de interés de la humanidad como el cambio climático y la búsqueda de fuentes alternas de energía”, señaló Juan Pedro Laclette, presidente de la AMC.

El estudio indica que serán necesarias fuertes inversiones e innovaciones tecnológicas exitosas para lograr mejores niveles de eficiencia energética, fuentes de energía de baja o nula emisión de carbono y esquemas eficaces para la eliminación del carbono. Los mayores cambios al clima mundial afectarán a la gente más pobre del mundo, que carece de los recursos adecuados para enfrentar y responder al impacto del cambio climático, enfatizó Juan Pedro Laclette.

El documento, que fue avalado por el gobierno mexicano, considera prioritario incrementar los recursos para financiar investigaciones enfocadas al desarrollo de nuevas fuentes de energía y propone la sustitución de combustibles fósiles por fuentes renovables de energía, tecnologías limpias de carbón, captura y almacenamiento de carbón, la explotación avanzada de la fisión nuclear y, en el largo plazo, la fusión nuclear.

“Este portafolio puede ser desarrollado sólo a través de una inversión agresiva en investigación, desarrollo e innovación, con esfuerzos que van desde la ciencia básica hasta los análisis estratégicos para aplicaciones”, señala el documento.

También se pide realizar investigación básica sobre el sistema climático, sobre los impactos climáticos y sobre su vulnerabilidad en todas las escalas, con el objeto de incrementar la capacidad de adaptación de las sociedades.

“Hacemos un llamado a todos los países del mundo para cooperar en la identificación de objetivos estratégicos comunes, para lograr sistemas de energía sustentable, eficientes y amigables con el clima, e implementar las acciones que nos permitan lograr estas metas”, expresa el documento de las Academias.

La Reunión del G8 acordó que se requieren acciones internacionales resueltas y concertadas encaminadas a prevenir el incremento y lograr reducciones sustanciales de los gases invernadero.

La situación del cambio climático en el mundo es alarmante, y son grandes organizaciones internacionales las que están actuando al respecto; sin embargo en México el director del Centro de Ciencias de la Atmósfera, Carlos Gay, hace una invitación desde las conferencias sobre el cambio climático en la Facultad de Ciencias de la UNAM, a que se abra un foro, un espacio para proponer acciones multidisciplinarias para abordar el problema del cambio climático, desde México y para México.

El análisis del problema debe ser abordado desde múltiples puntos de vista, en donde las ciencias trabajen juntas, politólogos, biólogos, psicólogos, sociólogos, comunicadores, físicos, médicos, y más, ya que el problema es de interés común, hay que traducir y elaborar toda la información necesaria para planear las acciones futuras, haciendo énfasis en nuestro país, México, puntualizó.

(Oscar Pérez, Ruth Juárez y Rosalba Namihira)


Artículo publicado en Gaceta Biomédicas, Junio de 2007.
Visita Gaceta Biomédicas

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

PLoS Hubs Biodiversity

There was a problem reading this feed (see error.log for details).

AlertNet: Climate Change

There was a problem reading this feed (see error.log for details).

Connect & Share