Lost your password?
Are you a new user?

Los murciélagos como modelo de estudio de la diferenciación sexual

Bats as study model in sexual differentiation

Gilberto García-Ruiz y Norma Moreno-Mendoza, Departamento de Biología Celular y Fisiología


El orden Rodentia (ratones y ratas), se ha utilizado como el modelo más común para estudiar los mecanismos de determinación y diferenciación sexual de los mamíferos, debido al corto tiempo de gestación, el gran número de progenie y el conocimiento genético que han generado. Este conocimiento ha llevado a la identificación del factor determinante de la diferenciación testicular, denominado Sry. Este gen, localizado en el brazo corto del cromosoma Y, dirige la cascada de eventos morfológicos, moleculares y fisiológicos que conducen a la diferenciación testicular y, por lo tanto, al desarrollo masculino. A raíz del descubrimiento del Sry, se han identificado un gran número de genes autosómicos, los cuales también participan en los procesos de diferenciación sexual. Sin embargo, aunque el conocimiento adquirido en roedores es de gran valor, es importante considerar que los roedores presentan toda una serie de adaptaciones reproductivas y de desarrollo. Es decir, que un cuadro completo del desarrollo sexual de los mamíferos no puede obtenerse estudiando una o dos especies dentro de un solo orden.

Entre los mamíferos, los murciélagos ocupan el segundo orden más diverso en cuanto a especies se refiere (solo después de Rodentia), y en la actualidad los especialistas coinciden en afirmar que existen más de mil especies alrededor del mundo, las cuales están incluidas en dos subórdenes: Megachiroptera (una familia) y Microchiroptera (18 familias). Los murciélagos forman parte del orden Chiroptera, que debe su nombre a los vocablos griegos χειρος, cheiros -mano- y πτερον, pteron -ala-, es decir, con alas en las manos. Como la mayoría de los mamíferos, poseen pelo, sus crías nacen vivas de la madre tras un periodo de gestación variable, dependiendo de la especie, y se alimentan en las primeras etapas de su desarrollo de leche materna. Además, comparte con el ser humano la característica de un periodo menstrual y el nacimiento, generalmente, de una sola cría. A diferencia de otros mamíferos de tamaño pequeño, los murciélagos tienen un periodo de ges-tación relativamente largo, que oscila entre 50 días en algunos vespertiliónidos y hasta 11 meses como en Haplonycteris fischeri .


Fig. 2 (A) Embrión de Sturnira lilium (estadio 13). (B) Miembro anterior (a) y posterior (p). Aún no es evidente el desarrollo del dactillopatagio. (C) Región caudal, donde se observa la gónada indiferenciada (flecha). (D) Inmufluorescencia donde se detecta la expresion del gen Vasa (rojo), característico de las células germinales.
Fotos: Norma Moreno

En México contamos con una gran riqueza de quiropterofauna –140 especies agrupadas en ocho familias–, siendo la familia Phyllostomidae la de mayor biodiversidad (55 spp). Dentro de esta familia no se puede hablar de un patrón de reproducción típico, debido a la notable variedad de gremios tróficos, así como por sus adaptaciones morfológicas e incluso novedosas conductas reproductivas que presentan sus miembros; tal es el caso del murciélago zapotero Artibeus jamaicencis, cuyas diferentes poblaciones pueden presentar o no un periodo de diapausa embrionaria según la latitud en la que se distribuyan. Asimismo, poblaciones de otro filostómido en nuestro país, el murciélago de charreteras Sturnira lilium presentan patrones de reproducción continuos.

Con respecto al origen filogenético de los murciélagos, una hipótesis muy controversial se ha establecido sobre los “primates voladores”, en donde los megaquiropteros (megabats) son hipotizados a estar más relacionados con los primates que los microquiropteros (microbats). Por lo tanto, la pregunta de si todos los murciélagos pueden ser clasificados dentro del orden monofilético (quiroptera) o el orden difilético esta en debate. Un análisis sobre la expresión del gen Sry en pequeños y grandes murciélagos en etapas adultas conducido por Bullejos y colaboradores (2000), sostiene un origen monofilético de este grupo de mamíferos.


Fig. 3 (A) Embrión de Sturnira lilium (estadio 20). (B) Miembro anterior y posterior, donde se observa el desarrollo avanzado de la extremidad anterior. Es evidente el desarrollo del dactillopatagio (*). (C) Testículo en estadio 20 (gónada diferenciada), donde se pueden observar los cordones testiculares (*). (D) Inmufluorescencia donde se detecta la expresion del gen Sox9 (azul) y de MIS (verde) en células que conforman los cordones testiculares. Fotos: Norma Moreno

Sin embargo, a pesar del conocimiento sobre los patrones reproductivos en varias especies de murciélagos, los mecanismos de determinación y diferenciación sexual que aporten evidencia y su relación con el conocimiento descrito en roedores es limitado. Por lo tanto, en nuestro laboratorio nos hemos interesado en estudiar los procesos de diferenciación sexual gonadal y su relación con el desarrollo embrionario en el murciélago filostómido: Sturnira lilium (Fig. 1). De acuerdo con criterios embrio-narios sobre el desarrollo de los miembros anteriores es-tablecidos por Cretekos y col., (2005), hemos logrado iden-tificar cuatro etapas de desarrollo. La primera corres-ponde a una etapa muy temprana (Estadio 11), donde la gónada aún no se establece, pero se pueden detectar las células germinales primordiales (CGP; precursoras de ovocitos y espermatozoides) en fase de migración evidenciadas por la expresión del gen Vasa, carac-terístico de esta línea celular. Una segunda etapa (Estadio 13), donde la gónada indiferenciada ha sido establecida y se localizan dentro a las CGP (Fig. 2). Los otros dos estadios (19 y 20) corresponden a la etapa de diferenciación gonadal, donde ya es posible detectar el desarrollo de ovarios y testículos. En estas últimas dos etapas, se ha caracterizado la expresión de genes autosómicos relacionados con la diferenciación sexual descrita en roedores como Sox9 y MIS (Fig. 3).

Hasta el momento, podemos plantear que algunos mecanismos rela-cionados con la deter-minación y diferenciación sexual en roedores y humanos son similares en los quirópteros. Sin em-bargo, las diferencias pueden ser establecidas más bien en el tiempo que estos procesos se están llevando a cabo.

Referencias:
Bullejos y col. (2000). Cytogenet Cell Genet. 88:30
Cretekos y col (2005). Dev Dyn 233:721


Artículo publicado en Gaceta Biomédicas, Junio de 2007.
Visita Gaceta Biomédicas

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Health Information by

MedlinePlus Trusted Health Information for You: A service of the U.S. National Library of Medicine, NIH National Institutes of Health

Connect & Share