Lost your password?
Are you a new user?

Desarrollos científicos y tecnológicos, una forma de vinculación de la UNAM con las empresas

Scientific and technological developments, a form of liaison of UNAM with entreprises


Alejandro Alagón, Edda Sciutto y Adalberto Noyola, foto: Iván Álvarez

Exponen científicos sus investigaciones acerca de antivenenos, sobre la vacuna contra cisticercosis y en relación con reactores anaerobios de aguas residuales
Biomédicas llevó a cabo la mesa redonda “Mitos y realidades de la vinculación”, con objeto de dar a conocer las innovaciones desarrolladas por tres destacados científicos que han permitido la vinculación de la Universidad con el sector empresarial.

La mesa redonda estuvo constituida por Edda Sciutto, investigadora del Departamento de Inmunología del IIB, quien presentó el desarrollo de la vacuna contra cisticercosis; Alejandro Alagón, del Departamento de Medicina Molecular y Bioprocesos del Instituto de Biotecnología, quien se refirió al desarrollo y mejoramiento de antivenenos y Alberto Noyola Robles, director del Instituto de Ingeniería, quien presentó una tecnología desarrollada para el tratamiento de aguas residuales.

En el auditorio “Francisco Alonso de Florida”, la doctora Sciutto señaló que el proyecto de  la vacuna comenzó por iniciativa del doctor Carlos Larralde, investigador emérito de IIB quien insistió en la importancia de desarrollar una vacuna contra la cisticercosis porcina con el propósito de utilizarla para interrumpir la transmisión del parásito Taenia solium y prevenir la neurocisticercosis humana, enfermedad de alta frecuencia en nuestro país que puede comprometer la vida del paciente.

El primer desarrollo consistió en una vacuna sintética que presento altos  niveles de protección en las condiciones naturales de transmisión. La patente fue solicitada para la protección de este desarrollo en 1998 y se obtuvo hasta 2005.

Distinguida con varios premios, entre ellos, el Universidad Nacional 2007 en el área de innovación tecnológica, Sciutto explicó que el Centro para Innovación Tecnológica  (CIT)  realizó un estudio de factibilidad en el que se concluyó que la producción de esta versión sintética de vacuna resultaba de un costo inconveniente para su producción masiva y no se disponían en México de las condiciones para su producción en alta escala. 

Ante este problema, explicó Sciutto, fue oportuno el trabajo de los investigadores Goar Gevorkian  y Karen Manoutcharian del IIB, quienes expresaron los componentes de la vacuna en proteínas de superficie de  fagos filamentosos. Esta nueva versión recombinante de la vacuna presentó alta capacidad protectora y un muy bajo costo de producción.  “El ingeniero Abel Blancas, también de Biomédicas estimó el costo de producción del biológico en tres pesos la dosis”, indicó Sciutto.

Considerando la recomendación del Comité de Ética del IIB se optimizaron el procedimiento para la inactivación del biológico manteniendo su capacidad protectora y el proceso de escalamiento en la planta piloto del propio Instituto con financiamiento de los Laboratorios Silanes. Actualmente pueden producirse entre 10 mil y 100 mil dosis por litro de cultivo bacteriano en la planta piloto del IIB.

La idea, dijo Sciutto, es que la vacuna se elabore en la planta piloto del Instituto para aplicarla de forma gratuita en programas de control nacionales y, simultáneamente a través de Laboratorios Silanes,  promover su distribución y comercialización. La efectividad de la vacuna ha sido  validada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación  (SAGARPA) y su registro se encuentra en proceso.

Informó que en la actualidad se implementa un programa de control de cisticercosis porcina en el Estado de Guerrero, en donde las autoridades estatales han decidido aplicar el biológico como parte de un programa de investigación. Adelantó que se ha iniciado la evaluación de una tercera versión de la vacuna oral producida en plantas transgénicas.

Por su parte, el doctor Alejandro Alagón habló de la vinculación de Biotecnología de la UNAM con el Instituto Bioclon, la empresa más grande de antivenenos a nivel mundial.

El científico indicó que debido a la enorme incidencia de picadura de alacrán ( 250 mil casos en México, según datos oficiales), se ha decidido trabajar en antivenenos para contrarestar los efectos del ataque de este y otros animales peligrosos, por lo que Bioclon produce el ALACRAMYN® para piquetes de alacrán, el ANTIVIPMYN® para la mordedura de la víbora de cascabel, el Antivipmyn-Tri® para mordedura de víboras de Centro y  Sudamérica, el CORALMYN® para la mordedura de la víbora coralillo y el ARACMYN® para mordedura de las arañas viuda negra, capulina, chintlatahual, entre otras. Recientemente se desarrolló el Africamyn y el Oxmyn para picadura de serpientes africanas; se trata de antivenenos basados en inmunógenos recombinantes.

Alagón indicó que la colaboración del Instituto de Biotecnología con Bioclon tiene por objeto mejorar la calidad de los antivenenos, así como optimizar los faboterápicos en métodos analíticos y sus procesos de producción, además del diseño de  nuevos antivenenos. Esta sinergia surge cuando ambas instituciones signan un convenio en 1996. De ahí el origen del concepto de faboterapia que, indicó Alagón, es un término mercadotécnico, pero tiene un sustento académico que significa usar fragmentos purificados provenientes de digestión de papaína o de pepsina con fragmentos Fab o F(ab1)2.

Galardonado con el Premio Universidad Nacional 2004, en el área de innovación tecnológica, Alagón señaló que en 2001, en el estado de Arizona se registraron 10 mil personas afectadas por picadura de alacrán, quienes llegaban al hospital y no eran tratadas con antivenenos. “Los norteamericanos vieron que en México en un servicio de salud, por ejemplo en León Guanajuato, se pueden tratar con antivenenos hasta 80 niños en el trascurso de la tarde y la noche”.

En 2003, en el estado de Arizona se inició un ensayo clínico fase II multicentro con el ALACRAMYN®. En ese mismo año el concepto de faboterapia se contempla en la Norma Oficial Mexicana y se valida el Antivipmyn-Tri® para Sudamérica y además se incorpora el ANTIVIPMYN® como una nueva droga en investigación ante la Federal Drug Administration (FDA).

Alagón destacó que en 2005 comenzó un ensayo clínico fase 2 en todo Estados Unidos porque las viudas negras tienen presencia en la franja este y oeste, sobre todo en los estados del sur. Y en ese mismo año inició el primer ensayo fase II de ANTIVIPMYN® en Arizona.Finalmente en este año se realizó otro ensayo clínico fase III con ALACRAMYN® en Tucson;  la FDA señaló que el número de pacientes a quienes se les suministró el antiveneno demuestra la eficacia del producto. Además con el Antivipmyn-Tri® comenzó la fase III en once hospitales desde California hasta Florida.

Durante su intervención el doctor Adalberto Noyola Robles, director del Instituto de Ingeniería, habló de una tecnología ambiental aplicada al tratamiento de aguas residuales, proyecto que junto con su equipo inició la creación de una planta demostrativa de reactor anaerobio para aguas residuales diseñada en la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, proyecto financiado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Comunidad Económica Europea (CEE).

Ganador del Premio Universitario León Bialik, el doctor Noyola señaló que en 1995, con ayuda del Sistema Incubador de Empresas Científicas y Tecnológicas (SIECyT) de la UNAM, se crea en 1995 la empresa IBTech, dedicada a la planificación de tecnologías e ingenierías ambientales para el desarrollo de proyectos relacionados con el tratamiento de aguas residuales.

Compuesta por especialistas en tecnología ambiental, esta empresa, señaló Noyola, tiene por objetivo fomentar  la vinculación al diseñar proyectos para otras empresas, tramitar patentes, así como la trasferencias de tecnología. Una de las patentes que ha obtenido fue para producir  los inóculos necesarios para reactor anaerobio, que es usado para el tratamiento de aguas residuales industriales con elevada carga orgánica.

Finalmente indicó que las plantas para tratamiento de aguas residuales son una tecnología que se está aplicando además de México, en Chile y Argentina.  Pável Álvarez

Artículo publicado en Gaceta Biomédicas, Marzo del 2008.

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share