Lost your password?
Are you a new user?

Con nanoesferas tratarían directamente los tumores

Tumors will be directly treated with nanospheres

Es un sistema estable, consistente y eficiente in vitro; por comenzar, las pruebas en animales de laboratorio

Laura RomeroCientíficos de la UNAM desarrollan un nanosistema que permite transportar directamente a los tumores cancerosos dos elementos de terapia utilizados en el tratamiento del cáncer: núcleos radioactivos y agentes químicos citotóxicos, informó Luis Alberto Medina Velázquez, del Instituto de Física.

Dijo que se trata de nanoesferas hechas con sustancias orgánicas de origen vegetal que actúan como Caballo de Troya y transportan en su interior el agente antineoplásico cisplatino, y en su superficie, núcleos radioactivos de Indio- 111. Esta combinación potenciaría su efecto terapéutico y reduciría los efectos tóxicos secundarios en tejido sano.

Por su calidad, informó, esta investigación –presentada por el tesista de licenciatura (Químico Farmacéutico Biólogo) Carlos Juárez Osornio en el XL Congreso Nacional de Medicina Nuclear– ganó el Premio al Mejor Trabajo de Investigación en Ciencias Básicas en el área. Sus resultados serán enviados al Journal of Nuclear Medicine, la mejor revista internacional en medicina nuclear y temas relacionados, para su publicación.

Explicó que las estructuras transportadoras se conocen como liposomas o nanoesferas lipídicas, cuyo tamaño promedio es de cien nanómetros (un nanómetro equivale a la millonésima parte de un milímetro), y en su superficie llevan cabellos de polímero (poli- (etilenglycol)) que engañan al sistema inmunológico, de modo que permanecen en la circulación sanguínea durante más tiempo, hasta que se acumulan en el tumor, dentro del cual liberan su efecto tóxico.

Luego de ser inyectadas y transitar por el cuerpo, las nanoesferas se acumularían en el tumor debido a cambios en la morfología vascular del tejido ante la presencia de la masa tumoral, permitiendo un depósito de dosis del fármaco y de radiación mejor localizada. Hasta el momento, añadió, se ha trabajado con núcleos radioactivos de Indio111, emisores de partículas gamma, aunque se pretende sustituirlos por núcleos de Holmio-166, que es un emisor de partícula beta de gran alcance.

El investigador adelantó que se cuenta ya con un sistema estable, consistente y eficiente in vitro, que combina cisplatino en el interior con los núcleos radiactivos superficiales referidos, y que comenzarán los estudios de biodistribución y toxicidad en animales de laboratorio, la cual se espera reducir, y de determinación de las dosis y permanencia en el organismo.

Otra etapa será la incorporación de anticuerpos monoclonales, para hacer específico el proceso de acumulación en el tumor, porque hasta ahora las nanoesferas simplemente se acumulan en la masa tumoral, donde ven la puerta abierta y se meten, pero es necesario ponerle un vector específico para células tumorales, por ejemplo de cáncer cervicouterino. Ello, incluso, dijo, permitiría reducir la dosis o cantidad de fármaco inyectada al paciente.

Luis Alberto Medina recordó que el tratamiento actual para las neoplasias se basa fundamentalmente en tres técnicas: cirugía, radioterapia y quimioterapia. Las tres son efectivas, pero con altos efectos tóxicos colaterales.

La quimioterapia intenta controlar la metástasis o migración de células tumorales a otros órganos o partes del cuerpo, la cual se puede producir a través del sistema linfático. Sin embargo, los efectos secundarios son severos, como un grave daño al riñón.

La radioterapia consiste en irradiar al paciente, mediante teleterapia o braquiterapia. La primera enfoca desde el exterior los haces a la zona afectada por el tumor; la segunda implica introducir fuentes de material radioactivo en las cavidades afectadas por el mal.

El potencial para aplicar nanosistemas en otros tipos de neoplasias es alto, explicó Luis Alberto Medina. Por ello, se ha conformado un equipo para el desarrollo de terapias dirigidas donde, por parte de la UNAM, participan los institutos de Física y de Investigaciones Biomédicas, junto con expertos del Instituto Nacional de Cancerología.

Consideró que los resultados de un año y medio de trabajos son positivos. “Somos un grupo multidisciplinario donde cada quien aporta lo que sabe, para obtener tratamientos más específicos, en particular para el cáncer cervicouterino”. Se espera tener resultados lo antes posible para presentarlos a Cancerología, en especial porque en ese organismo la demanda de atención es enorme; en su mayoría son personas con escasos recursos, sin seguridad social y que no pueden pagar el tratamiento en un hospital privado.

Se trata de una institución noble que responde a una necesidad del país. A su vez, la UNAM continúa en el cumplimiento de su función social, al responder a los requerimientos de la nación, concluyó.

Artículo publicado en Gaceta UNAM, Número 3951, 11 de enero de 2007.
Visita la Gaceta UNAM
Para reproducción parcial o total favor de dirigirse a la Gaceta.

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share