Lost your password?
Are you a new user?

Informan sobre nueva opción que controlaría el cáncer

Information about a new option that might control cancer

Laura Romero

Inhibir la enzima telomerasa frenaría la replicación de células malignas: Gerardo Ulíbarri, de Laurentian University
La inhibición de la enzima conocida como telomerasa, encargada de rejuvenecer a ciertas células, como las malignas, podría ser un método para controlar el crecimiento del cáncer, afirmó Gerardo Ulíbarri, de la Laurentian University, con sede en Sudbury, Ontario.

En la conferencia Induciendo Envejecimiento en Células Cancerosas, organizada en el Instituto de Química, sostuvo que en dichas células se ha perdido el mecanismo de control de la replicación, es decir, continúan duplicándose aceleradamente con el agravante de que al tener actividad de telomerasa siempre son jóvenes.

El científico explicó que las células sanas pasan mucho tiempo en su estado G0, es decir, aquel donde no necesitan replicarse, donde se hallan fuera del ciclo celular, en el llamado estado quiescente.

Cuando hay una señal de duplicación, dijo, entran al ciclo celular, donde sintetizan el ADN, se preparan para dividirse e ingresan a las diferentes etapas de la mitosis. Antes de pasar a la división, hacen una revisión general del código genético.

“El código genético se forma de pares de citocina, timina, adenina y guanina; la combinación de esos pares es lo que nos da la individualidad, lo que diferencia a cada persona. Existen muchas enzimas responsables de mantener el código genético intacto”, explicó.

Para mantenerlo, esas enzimas deben estar bien reguladas, tal y como ocurre en la división celular, precisó el exinvestigador de la Universidad McGill, también en Canadá.

Recordó que el ADN cuenta con dos ramas, las cuales deben ser desdobladas de la hélice para ser duplicadas. De tal tarea se encargan enzimas como la topoisomerasa.

En específico, las enzimas que trabajan en la replicación celular son cuatro o cinco. Por ello, en sistemas anticancerosos es posible inhibir la acción de una de ellas, de forma que la replicación celular se detenga.

Sin embargo, acotó el especialista, este mecanismo utilizado por la industria farmacéutica también afecta a las células sanas, ya que se inhibe la enzima que una célula normal requiere, con lo cual se detiene su replicación. “Por eso buscamos atacar solamente a las células malignas”, reiteró.

Cuando se realiza la replicación del ADN, la información genética debe copiarse a la perfección, de modo que la célula madre y sus hijas sean iguales. Si no sucede así se presenta lo que se conoce como modificación genética que, junto con factores como la contaminación, la radiación o el tabaco, son causantes del cáncer.

Gerardo Ulíbarri señaló que en la última parte de la cadena de ADN está el telómero, formado por una de las ramas de la hélice de material genético, 15 mil pares de bases más larga que la otra, que sirve como tapón de protección para los cromosomas.

En cada división celular, las enzimas no logran replicar completamente al telómero, dada su ubicación, al final de la cadena. Por ello, en cada duplicación pierde entre 50 y 200 bases de ADN, con lo cual la cola puede ser muy corta.

Cuando las enzimas que revisan que todo el código genético esté replicado por completo encuentran que la “cola” es muy corta, indican que la célula no puede reproducirse más. Entonces ésta entra en un sistema apoptótico, es decir, se autodestruye.

El experto mencionó que al no tener una parte de la cadena para formar la hélice característica del ADN, en los telómeros se forman los llamados cuartetos de guanina, unión que forma una cápsula que protege al código genético de la célula; de ahí su importancia.

Para que el telómero pueda ser replicado necesita ser extendido. Cualquier aspecto que afecte la estabilidad del telómero o su extensión, ocasiona que la replicación no tome efecto.

También puede existir otra enzima activada, llamada telomerasa, que aparece, por ejemplo, en tejido fetal o en células germinales, pero sobre todo en tumorales. Su función es reparar la “cola” o telómero y alargarla de nuevo; así, la célula “rejuvenece”. Desgraciadamente, abundó el científico mexicano, no todas las células la expresan y casi todas ellas envejecen.

Explicó que las células sanas no expresan la telomerasa; pero alrededor de 95 por ciento de los cánceres sí lo hacen. Eso les da inmortalidad a las células cancerosas, por eso pueden

Artículo publicado en Gaceta UNAM, Número 3883, 23 de marzo de 2006.
Visita la Gaceta UNAM
Para reproducción parcial o total favor de dirigirse a la Gaceta.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share