Lost your password?
Are you a new user?

Desarrolla Biomédicas un bifármaco contra el cáncer

Biomédicas (UNAM) develops a two-drug cancer treatment
The formulation of TRANSKRIPR/L® is based on two substances to fight arterial hypertension and epilepsy

La formulación de TRANSKRIPR/L® se basa en dos sustancias para combatir hipertensión arterial y epilepsia

Pía Herrera
Un grupo de científicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas, encabezado por Alfonso Dueñas González, desarrolla un fármaco contra el cáncer, cuya formulación se basa en dos sustancias utilizadas con buenos resultados para combatir la hipertensión y la epilepsia.

El producto de los universitarios, denominado TRANSKRIP R/L®, ha sido sometido a consideración de la Secretaría de Salud para su posible aprobación y comercialización posterior.


Alfonso Dueñas. Fotos: Justo Suárez

Las neoplasias son la segunda causa de muerte en México y el mundo. El número de casos nuevos al año es de poco más de cien mil, mientras el de decesos en el país por esta enfermedad es de 50 mil, y la expectativa es que aumente su incidencia. Los casos más frecuentes son: de mama y cervicouterino en mujeres; de próstata en los hombres; de estómago en ambos sexos, y como principal desencadenante de mortalidad está el de pulmón.

Los tumores, explicó el también director de Investigación del Instituto Nacional de Cancerología, contienen genes clasificados como estimuladores del padecimiento, llamados oncogenes, y otros inhibidores, denominados genes supresores. Los dos se alteran cuando se presenta este mal: los primeros se activan y los segundos se inhiben. Esas afectaciones son físicas o estructurales (modificaciones genéticas), y su reparación es técnicamente difícil. Se ha descubierto que existen mecanismos epigenéticos (cambios que no alteran estructural sino funcionalmente a los genes) como procedimiento alternativo de las anormalidades estructurales, que pueden inactivar los genes supresores, expuso.

Las funciones epigenéticas están basadas en que proteínas accesorias interactúan estrechamente con la secuencia del ADN (genes) para determinar si en un momento dado deben estar encendidos (expresados) o apagados (no expresados). La epigenética explica, entre otras cosas, por qué los gemelos, aunque son genéticamente idénticos, tienen diferencias físicas y conductuales.

En el cáncer hay alteraciones epigenéticas que apagan los genes supresores, y las dos más comunes son la hipermetilación del ADN y la desacetilación de histonas (proteínas en estrecho contacto con el ADN). Su relevancia para la terapia es que son reversibles farmacológicamente; así, en la terapia epigenética se utilizan medicamentos que cambien estas dos anormalidades para encender los genes supresores y así obtener un efecto antitumoral.

Dueñas González precisó que su grupo descubrió que la hidralazina, fármaco utilizado contra la hipertensión arterial, inhibe la metilación del ADN, por tanto enciende genes supresores que están inactivos en el tumor. Concomitantemente otro grupo de investigadores encontró que el ácido valproico, un antiepiléptico, inhibe la desacetilación de histonas.

Por otra parte, se conoce que el encendido de genes supresores inactivados en el cáncer es de mayor magnitud si se combinan un desmetilante del ADN y un inhibidor de las desacetilasas de histonas; por lo tanto el grupo de Alfonso Dueñas decidió investigar los efectos terapéuticos contra el cáncer de la combinación de estas dos sustancias, lo cual ha demostrado en múltiples modelos experimentales in vitro e in vivo, apuntó.

En colaboración con una compañía farmacéutica nacional, Psicofarma SA, de CV, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Investigaciones Biomédicas y el Instituto Nacional de Cancerología, se desarrolló una preparación farmacéutica de esta combinación para hacer pruebas en pacientes con cáncer.

Ya se han superado dos etapas de pruebas.

Los primeros estudios, llamados de fase I, mostraron que estos medicamentos desmetilan y reactivan genes supresores del cáncer e inhiben las desacetilasas de histonas a dosis comúnmente utilizadas para la hipertensión arterial y epilepsia, respectivamente.

Luego realizaron los correspondientes a la fase II para evaluar su eficacia, combinados con tratamientos como quimioterapia, hormonoterapia y radioterapia. Así, su grupo ha demostrado que este conjunto parece potenciar los efectos antitumorales de las terapias convencionales, pero lo más importante es que estos fármacos son capaces de encender poco más de mil genes en los tumores, lo cual fue demostrado en resultados de expresión global de genes utilizando técnicas de microhileras, especificó.

Una tercera verificación en la misma etapa comprobó que estos dos medicamentos pueden hacer que los enfermos con diversas neoplasias, como de mama, cervicouterino, de ovario, pulmón y testículo sean capaces de perder la resistencia a la quimioterapia y vuelvan a responder a la misma.

Actualmente se efectúan pruebas fase III, es decir, investigaciones de mayor envergadura llamados aleatorizados doble ciego, donde los pacientes se dividen al azar en dos grupos, unos reciben quimioterapia más placebo y el otro grupo quimioterapia más TRANSKRIP R/L®.

Debido a la necesidad de contar con nuevas drogas contra el cáncer, en la actualidad muchos productos para atacar este mal reciben una aprobación inicial basados en los resultados de fase II, siempre y cuando se realicen ensayos fase III para demostrar inequívocamente su potencial utilidad. Éste podría ser el caso del desarrollo de la UNAM.

Artículo publicado en Gaceta UNAM, Número 4005, 20 de agosto de 2007.
Visita Gaceta UNAM

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share