Lost your password?
Are you a new user?

Nuevas aplicaciones del quitosán en biomedicina

New uses of chitosan in biomedicine

El uso del producto contribuye a la regeneración de la piel en personas quemadas.Desde hace 11 años, Patricia Miranda Castro, responsable de la cátedra Biotecnología en la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, trabaja en la obtención de una sustancia llamada quitina que se extrae de los crustáceos y tiene diversas aplicaciones en la industria de alimentos, la agricultura y la biomedicina.

A partir de una necesidad patente en los hospitales, desde hace dos años la especialista orientó sus esfuerzos hacia la búsqueda de un sistema más económico y de mejor calidad para regenerar la piel de personas quemadas.

Los resultados obtenidos hasta ahora han permitido crear una especie de piel artificial, elaborada con base en el quitosán. Patricia Miranda explicó que esta sustancia se aplica sobre la zona dañada y permite que la herida respire, su efecto es anestésico y antiinflamatorio. También funciona como soporte de células vivas y evita el ingreso de bacterias que pudieran causar una infección.

También se ha probado en úlceras vari-cosas y en heridas de personas con dia-betes. El quitosán tiene la ventaja de que se degrada naturalmente durante los días siguientes a su aplicación, dijo.

Este material en forma de películas, geles y esponjas ha sido probado por el Centro Nacional de Rehabilitación en su Unidad de Investigación y ha demostrado la regeneración de nervio, en rata, y hueso en conejo.

Control de hongos La investigadora se refirió a otras aplicaciones del quitosán. Indicó que muchos productos alimenticios se desperdician por el inadecuado manejo que se les da en su traslado del campo a su destino final. “Los productos sufren deterioro en el campo, durante el desarrollo del cultivo, en la recolección y después de ésta, en la limpieza, secado y selección, durante el transporte, en las bodegas y almacenes”.

Los hongos que se alojan en las semillas causan diferentes daños; si el mal es severo, puede ocasionar la muerte del embrión. En casos leves, las semillas pierden su poder germinativo o puede verse afectado su vigor, señaló.

Muchos hongos no afectan a las semillas ni a las plántulas durante su germinación y emergencia, aunque sí desarrollan enfermedades foliares, del tallo o de los frutos, y reducen la cantidad y calidad de las cosechas.

Por ello, como parte del trabajo de la cátedra Biotecnología, se probó in vitro el uso de quitosán como inhibidor del crecimiento de hongos –de almacén y campo– en frijol y maíz.

Patricia Miranda explicó que se utilizaron 12 cepas de hongos de diferentes variedades que afectan a ambas gramíneas, aisladas directamente de la planta y semillas.

Las cepas de frijol de campo fueron Alternaria sp, Fusarium sp, Rhizoctonia solani, y de almacén: Aspergillus chevalieri, A. flavus, A. nidulans; mientras para el maíz de campo las cepas fueron Fusarium moniliforme, F. graminearum y H. sativum, y de almacén Aspergillus flavus, A. candidus y A. amstelodami.

Los resultados encontrados por personal especializado de la Unidad de Investigación en Granos y Semillas de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán indicaron actividad fungicida y fungistática; y ésta es dependiente del peso molecular del quitosán y de su concentración.

Actualmente Patricia Miranda trabaja en la obtención de quitina a partir de gusanos de maguey para comprobar si tiene las mismas propiedades de la que se extrae de los crustáceos.

Características de la quitina La quitina es un polímero, es decir, una molécula de gran tamaño constituida esencialmente por azúcares N-acetilglucosamina (polisacárido) y oxígeno. Sus moléculas son fibrosas y logran un material de gran resistencia química y mecánica. Es el segundo compuesto orgánico más abundante que existe en la naturaleza, después de la celulosa, y principal componente de las cutículas de artrópodos como los crustáceos e insectos. Los caparazones de jaibas, camarones y langostas son la primera fuente de quitina.

Por no ser degradable en agua, es necesario modificar la estructura del polímero para obtener derivados solubles resultado de un proceso de desacetilación, que consiste en eliminar los grupos acetilo, explicó Patricia Miranda.

Dependiendo del grado de pureza y desacetilación del quitosán serán sus usos, pues mientras más desacetilado se encuentre más soluble se vuelve, es más fácil trabajarlo y tiene más propiedades, afirmó la especialista.

Antes, en la cátedra, el quitosán se utilizó para la creación de películas envolventes como envases biodegradables que prolongan la vida de los alimentos perecederos.

FES Cuautitlán

Artículo publicado en Gaceta UNAM, Número 3801, 21 de abril de 2005.
Visita la Gaceta UNAM
Para reproducción parcial o total favor de dirigirse a la Gaceta.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share