Lost your password?
Are you a new user?

Células madre o troncales ¿blanco del virus del papiloma humano de alto riesgo

Stem cells ¿target of the HPV of high risk

Investigación de Alejandro García Carrancá

Ahora pensamos que el cáncer es básicamente un problema de células madre o troncales, porque parecería que son éstas, las células capaces de generarlo, declaró el doctor Alejandro García Carrancá, en entrevista para Gaceta Biomédicas. En el caso del cáncer de cuello uterino y los virus de papiloma humano (VPH), parecería existir una relación entre los tipos virales y las células que infectan; en este caso, los tipos de “bajo” riesgo y que generan verrugas en la zona externa de los genitales, como los tipos 6 y 11, infectarían células que les permiten reproducirse; en cambio, los tipos de “alto” riesgo (AR), como los tipos 16 y 18, causantes del 70 por ciento de todos los casos de cáncer cervicouterino, infectarían preferentemente células de la unión escamo-columnar, lugar donde se piensa se localizan células madre, que al ser infectadas permitirían la permanencia de los genomas virales, por muchos años, incluso décadas.

Alejandro García Carrancá.
Foto: Iván Álvarez

El investigador explicó que durante las primeras etapas de desarrollo, el epitelio glandular se encuentra expuesto en la zona que formará el cuello del útero, por lo que, cuando las mujeres inician su actividad sexual en etapas muy tempranas, existiría mayor probabilidad de que células troncales en dicho epitelio se infecten con VPH AR, principalmente los tipos 16 y 18 y, consecuentemente, desarrollen cáncer más tarde.

El investigador, experto en la materia, comentó que científicos de varios centros, incluida la Universidad Standford, han mostrado que los tumores están constituidos por diferentes tipos de células, que incluyen células troncales cancerosas, las cuales serían responsables del crecimiento continuo de los tumores y las metástasis.

Este conocimiento, dijo, tiene un gran impacto, pues por una parte en estudios, por ejemplo de genómica, se analiza al tumor como un ente relativamente homogéneo, cuando en realidad no lo es, por lo que sería conveniente repetir algunos experimentos, tomando en cuenta precisamente esta heterogeneidad celular y la presencia de células troncales tumorales; en segundo lugar, tiene enormes implicaciones para la terapéutica, pues se piensa que se podrá pronosticar, eventualmente, la evolución del paciente, así como elegir el mejor tratamiento a partir del análisis de la cantidad de células troncales tumorales que haya en el tumor, pues a mayor número, mayor metástasis.

El investigador, de la Unidad Periférica del Instituto de Investigaciones Biomédicas en el Instituto Nacional de Cancerología, analiza la presencia de células troncales tumorales en biopsias de tumores de cuello uterino. El doctor García Carrancá y su grupo buscan evidencias de lo anterior, y analizan la relación que los tumores del cuello uterino causados por VPH AR tienen con esta área muy particular, llamada unión escamo-columnar, donde confluyen los epitelios ectocervical (escamoso, estratificado, epidermoide) con el epitelio endocervical (glandular, secretorio, columnar), y que con el paso del tiempo y la metaplasia escamosa, forma la zona de transformación. Ellos piensan que en esta zona hay células de reserva (células madre o troncales) que están expuestas en etapas tempranas de la juventud y que serían blanco preferido de transformación por VPH AR.

Comentó que hace diez años, junto con su equipo, publicó en el Journal of the National Cancer Institute, un trabajo que mostraba la asociación aparentemente exclusiva entre una variante del virus tipo 18 (var2 o Africana), con el tipo histológico del tumor (escamoso, adenocarcinoma o carcinoma adenoescamoso) y por ende, con su localización.

García Carrancá, pionero en México de trasplante de tumores humanos en ratones inmunodeficientes, explica que antes se creía que todas las células podían formar un tumor y lo hacían de manera aleatoria, pero ahora él considera que si no todas las células de un cultivo o de un tumor son iguales, no tienen por lo tanto las mismas capacidades para formar un tumor; esta capacidad estaría restringida a aquéllas células capaces de dar origen a sí mismas y a todas las demás, que son las células madre o troncales.

Comentó que algunos grupos de investigación en cáncer de mama han separado células madre del tumor, usando para ello marcadores como CD44 y CD24 y han comprobado que una sola de estas células es capaz de reconstituir el tumor completo con la misma heterogeneidad en un ratón, lo cual refuerza la hipótesis de que las células troncales están en el origen del cáncer.

“Pretendemos estudiar las características de estas células, a partir de biopsias de cáncer cervicouterino, para tratar de explicar qué determina que sean madres y no hijas; una vez entendido esto, se podrá modificar su nicho (definido como células que están alrededor y proveen los componentes de la matriz extracelular) y tratar de convertirlas en hijas, para que pierdan sus capacidades de reproducción indefinida”. Con ello, precisa, mejoraría el resultado de las terapias contra el cáncer, pues ya no se necesitaría eliminar grandes cantidades de células del tumor, como se hace hoy, sino selectivamente a las células madre.

Externó su interés por estudiar la relación de estas células con los diferentes tipos de virus, y la relación con el sistema inmune, que probablemente tiene limitaciones para eliminar este tipo de células. (Sonia Olguín)

Artículo publicado en Gaceta Biomédicas, septiembre de 2007.

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share