Lost your password?
Are you a new user?

Impulsan técnica para tratar aguas residuales

Moving a technique to treat wastewater
Wetlands reduce between 96 and 98 per cent of organic matter and 99.6 per cent of the micro-organisms

Gustavo Ayala

Los humedales reducen entre 96 y 98 por ciento la materia orgánica y 99.6 por ciento de microorganismos
Ante la escasez del agua en el país y los altos niveles de contaminación de los cuerpos hídricos, académicos de la UNAM impulsan los humedales, técnica prehispánica para tratar las aguas residuales.

El académico de la Facultad de Química Víctor Luna Pabello explicó que en México no se colecta más de 25 por ciento del agua que debería ser tratada, de la que se capta no se procesa toda y de la que se limpia no toda se utiliza.

La tecnología reduce entre 96 y 98 por ciento la materia orgánica presente en el agua y alrededor del 99.6 por ciento de los microorganismos. No obstante ser un porcentaje alto, aclaró, si el líquido contiene de un millón a 10 millones de bacterias y se le despoja el 99.6, todavía queda una cantidad que debe ser clorada de acuerdo con la normatividad establecida.

Prácticamente todos los cuerpos hídricos tienen problemas por la presencia de residuos, sobre todo los que se ubican en el Distrito Federal, incluidos los lagos artificiales, porque están alimentados por plantas de tratamiento de aguas residuales que no fueron diseñadas para eliminar nutrimentos, sino para despojarlos de elementos carbonosos disueltos, así como disminuir contaminantes sedimentables y suspendidos, expuso.

En cambio, la técnica prehispánica –abundó el biólogo– permite controlar la desinfección sin utilizar cloro ni generar contaminación adicional. El problema es que al agregar ese elemento se forman compuestos que pueden ser carcinógenos para el hombre y otros seres vivos, alertó.

Por ello, los integrantes de Química propusieron utilizar humedales artificiales en el sistema de canales de Xochimilco, para eliminar microorganismos patógenos o prohibidos por la norma, lo que mejoraría la calidad de los cultivos.

Así se evitarían también malos olores y focos de infección, al impedir el desarrollo de organismos indeseables. Además, se obtendría una ventaja estética, pues el agua podría usarse en los jardines del lugar.

El proceso de saneamiento de Xochimilco, expresó, ha propiciado que gente de algunas comunidades, como las de San Gregorio Atlapulco, esté interesada en que se les asesore para que con esta tecnología puedan obtener líquido de mejor calidad para producir vegetales prácticamente libres de patógenos y de contaminantes, así como para la preservación de la vida silvestre.

En una siguiente etapa se buscará desinfectar por completo el volumen del vital líquido que se introduce. Por lo pronto, sostuvo, se le despojó del nitrógeno y fósforo, pero todavía quedan bacterias por eliminar, sobre todo porque en los canales se introducen aguas residuales tratadas provenientes de la planta del Cerro de la Estrella.


La tecnología

Los humedales artificiales son sistemas diseñados y construidos para tratar aguas residuales, con los cuales se aumenta la capacidad depuradora o eficiencia de tratamiento, mediante la optimización de los procesos físicos, químicos y biológicos que ocurren en esos ecosistemas.

Mayas, xochimilcas y aztecas los utilizaron, inclusive a manera de islas flotantes; en Europa, los alemanes redescubrieron esta tecnología y en 1970 empezaron a controlar la elaboración de este tipo de modelos, con el propósito de explorar su funcionamiento.

También se les conoce como pantanos artificiales. Es un ecosistema complejo de sustratos saturados, plantas acuáticas o macrófitas y agua, cuyo objetivo es la remoción de la mayor cantidad de contaminantes a través de mecanismos de depuración, como la eliminación de sólidos suspendidos por sedimentación y filtración, así como biodegradación de materia orgánica por microorganismos aerobios y anaerobios.

Asimismo se eliminan patógenos por sedimentación, filtración, toxicidad por antibióticos producidos por las raíces de las macrófitas, absorción en partículas de arcilla y la acción predadora de otros A los humedales también se les conoce como pantanos artificiales. organismos, y se remueven metales pesados.

Existen diferentes tipos de humedales artificiales, que se utilizan dependiendo de las condiciones del agua, espacio disponible, comunidades cercanas a la zona y ecosistema. Además, hay varios factores que favorecen el uso de un tipo u otro; pueden hacerse arreglos con cada uno de estos sistemas, obteniendo resultados adecuados a las necesidades particulares del lugar.

Para cualquier método de tratamiento se requiere pensar en las características del recurso que desea obtenerse, los contaminantes que posee ese líquido, los compuestos que se pretende retirar de él, la cantidad a tratar y el ecosistema que rodearía a la planta.

Una de las ventajas, mencionó Luna Pabello, es que utiliza poca energía: se requiere mantenimiento tipo jardinería, del que muchas personas del campo tiene conocimiento, aunque se necesita asesoría. Lo que se persigue con el nuevo humedal es hacerlo más eficiente; es decir, que con la utilización de una menor superficie sea posible obtener más agua. Si bien no se pretende que esta tecnología resuelva todos los problemas del líquido en el país, si se busca que sirva a la nación, porque en México no se colecta más de 25 por ciento del recurso.

El biólogo universitario subrayó que la contaminación hídrica es un grave problema, pero no se proyecta sea resuelto por los humedales, sino que éstos contribuyan a mejorar el entorno de la gente, sobre todo de los sectores que no cuentan con grandes recursos económicos.


Xochimilco y la zona chinampera

Gran parte de los volúmenes de agua contenidos en los canales de Xochimilco provienen de la planta de tratamiento del Cerro de la Estrella y de San Luis Tlaxialtemalco, así como de un drenaje clandestino. Allí se reproducen peces como la carpa y la mojarra, y se encuentran especies endémicas como el ajolote, el acocil y el charal.

El último estudio sobre descargas negras en estos canales localizó dos mil puntos afectados, y hay investigaciones mediante las cuales se ha detectado que se produce daño a la salud humana cuando los lugareños obtienen peces del lago para consumo familiar o para comercializarlos. Revelan que especies de carpa, acocil y ajolote no son aptos para la ingesta, por su alto contenido de metales pesados.

La contaminación de animales y plantas locales es una realidad. Existen reportes de que las concentraciones promedio de cadmio en las muestras de algunas hortalizas analizadas, regadas con agua de los canales, como acelga, brócoli, coles de Bruselas y morada, coliflor y espinaca, rebasaron el límite máximo permisible.

Por otro lado, Víctor Luna indicó que los estudios en torno a la perturbación en Xochimilco han mostrado que la salud de los habitantes del agrosistema chinampero se encuentra en riesgo de ser gravemente afectada, debido a presencia de sustancias orgánicas y microorganismos de origen entérico.

Como ejemplo, dijo, está la existencia de huevos de helminto como los de Ascaris lumbricoides, Hymenolepis nana, Trichuris trichiuria y Enterobius vermicularis; inducen el parasitismo en los habitantes de la zona chinampera, causándoles problemas intestinales. Otras especies de parásitos y patógenos encontrados fueron Giardia lamblia y Entamoeba histolitica.

El humedal artificial permitiría eliminar drásticamente el contenido de contaminantes orgánicos y microbianos, sirviendo de esta forma para el tratamiento y producción de agua útil para riego restringido y no restringido, así como para el cultivo de peces. Los lodos biológicos y sedimentos producidos se quedan en el sistema, y pueden emplearse para el cultivo de plantas no comestibles, refirió.

Por su parte, la chinampa se utiliza para la producción de hortalizas y especies de ornato. Además, recalcó, para su conformación y mantenimiento se incorporan lodos del fondo del lago, y se usa agua de los canales.

Cada una de estas formaciones, por ejemplo, llega a requerir alrededor de dos mil litros de agua cada tercer día, y un humedal pequeño en la propia chinampa puede proveer esa cantidad. El único inconveniente posible, mencionó, es que el líquido contenga menos nutrimentos.

El especialista dijo que más que futura, esta tecnología debe estar presente, porque es claro que la disponibilidad de agua decrece, los niveles de contaminación son altos, no se colecta todo el líquido y hay dificultad para atender a zonas marginadas, aisladas, a las que no es posible llevarles sistemas convencionales de tratamiento.

Artículo publicado en Gaceta UNAM, Número 4078, 9 de junio de 2008.

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

PLoS Hubs Biodiversity

There was a problem reading this feed (see error.log for details).

AlertNet: Climate Change

There was a problem reading this feed (see error.log for details).

Connect & Share