Lost your password?
Are you a new user?

Investigan las propiedades antibacterianas del tomate

Research on tomato antibacterial properties
might help obtain antibiotics against certain diseases

Gustavo Ayala


Emma Maldonado. Foto: Justo Suárez.

Un grupo de investigadoras del Instituto de Química, encabezado por Emma Maldonado Jiménez y Ana Lidia Pérez Castorena, estudia plantas del género Physalis que poseen potenciales propiedades antibacterianas, anticancerígenas e hipoglucemiantes. Entre ellas, la que produce el tomate verde.

Por décadas, en la medicina tradicional mexicana las cáscaras de este fruto han sido utilizadas como té para bajar los niveles de azúcar en la sangre, asado en la atención de amigdalitis, y la infusión de hojas para el dolor de estómago, señaló Emma Maldonado.

Expuso que, en teoría, de especies de Physalis podrían obtenerse antibióticos contra ciertas enfermedades causadas por bacterias, aunque destacó que en el caso del tomate verde, pese a ser un cultivo abundante en México, se usa sólo el fruto y el resto de la planta se desperdicia; sin embargo, ésta contiene al menos una decena de compuestos, por lo que si alguno de ellos resulta útil, podría aprovecharse mejor. La universitaria, quien ha publicado resultados de sus investigaciones en revistas como Journal of Natural Products y Planta Médica, detalló que la cubierta del tomate es rica en compuestos llamados acilsacarosas, formados por el azúcar común de mesa, pero esterificada con ácidos grasos.

Informó que compañías de Estados Unidos ya sintetizan esas sustancias, algunas aprobadas por la Federal Drug Administration como sustitutos grasos por sus propiedades organolépticas y porque cuando tienen cinco o más ácidos grasos el organismo no las degrada y las excreta. De hecho, ya se usan en botanas y frituras, como sucedáneos, lo que ayuda a combatir la obesidad.

Destacó que México tiene el mayor número de especies de Physalis, y es centro de diversificación. Se considera que en el planeta hay entre 90 y 120 especies de estas plantas, de las cuales en el país se concentran unas 70, la mayoría de ellas endémicas, por lo que se le puede encontrar en todo el territorio.

Refirió que sólo una especie no es originaria de América, aunque hay otras que se las han llevado de la región y reproducido en otras zonas para realizar diversas investigaciones.

Hasta hace algunos años estas especies no habían sido estudiadas aquí, aunque los universitarios han descubierto que tienen actividad antibacteriana moderada. Si bien se han evaluado los extractos, aún se sigue con las investigaciones, aclaró.

La investigadora del Departamento de Productos Naturales del Instituto de Química reconoció que en el mercado de medicamentos hay una amplia variedad de antibióticos, y parecería no haber razón para buscar más.

Sin embargo, hay un problema grave: las bacterias han adquirido resistencia a muchos de ellos y entonces es necesario descubrir otros que no presenten ese problema.

Comentó que en ese departamento comenzaron a trabajar con Physalis en 2000 y hasta el momento se han analizado químicamente alrededor de nueve especies y encontrado compuestos importantes.

Recordó que empezaron a estudiar Physalis porque les llamó la atención que la gente usara las cáscaras del tomate verde para disminuir los niveles de azúcar en la sangre. En la cultura popular hay la creencia de que sirve para eso.

Reveló que en colaboración con Carlos Eslava Campos, de la Facultad de Medicina, realizaron varias pruebas de actividad antibacteriana con Staphylococcus aureus, bacteria que causa infecciones leves de la piel y otras más severas como neumonía, y Staphylococcus epidermis.

Se utilizaron diversas cepas y algunos extractos tuvieron buena actividad, pero aún falta profundizar en el estudio y ensayar con compuestos puros. El problema es que las plantas tienen cientos de ellos, de los que generalmente sólo se aíslan los más abundantes y en ocasiones los activos están en una cantidad mínima, lo que no permite su aislamiento, puntualizó.

Mencionó que en Estados Unidos hay un grupo que también ha trabajado Physalis, aisló ya compuestos que tienen propiedades quimiopreventivas (para prevenir enfermedades). Ante ello, adelantó que hay muchas posibilidades de que los compuestos que han aislado en el Instituto de Química contengan propiedades similares o algunas otras, como antibacteriana o anticancerígena.

La investigación en productos naturales es importante, sobre todo en medicina, porque permite descubrir compuestos que pueden ser útiles. El problema es que generalmente se obtienen cantidades pequeñas, aunque si el compuesto es relevante, se pueden producir las porciones requeridas mediante su síntesis, concluyó.

Artículo publicado en Gaceta UNAM, Número 4016, 27 de septiembre de 2007.
(CON INFORMACIÓN DE LA FES ZARAGOZA) Gaceta UNAM

The following comments are owned by whomever posted them. This site is not responsible for what they say.

Need help?

LiveZilla Live Help

 

Currently online

Error in PHP Block. Function, phpblock_anon_whosonline, does not exist.

 Visitors & Countries

Since 24-04-12 -Site Statistics

Connect & Share